Segunda línea de transmisión a Arauco enfrenta fase final

Con esta obra, que implica una inversión de $14 mil millones, se resolverán los largos periodos que a veces enfrentaba la provincia sin luz. La idea del proyecto nación en 2012.

Lunes, 11 de junio 2018

(Diario El Sur) Uno de los grandes problemas que ha vivido la provincia de Arauco desde hace años son los prolongados cortes de luz ante la existencia de solo una línea de transmisión que va desde la subestación de Horcones (Arauco) hasta la de Tres Pintos, en la comuna de Los Álamos.

 

Para enfrentarlo, se ejecutó el proyecto denominado “Fortalecimiento eléctrico provincia de Arauco”, que consiste en la construcción de una segunda línea de transmisión hacia la provincia del mismo nombre y que implica una inversión de $14 mil millones, el que se estimaba estaría concluido y operativo en septiembre de 2017. Pero una serie de inconvenientes, relacionados con la servidumbre y acuerdo con algunos privados lo ha ido retrasando, aunque se estima que estaría listo durante agosto o septiembre de este año.

 

El Sur hizo un recorrido junto a personal de CGE y la Seremi de Energía por un tramo de la extensión que abarca 56 kilómetros entre las subestaciones nombradas. Se observa que el avance a la fecha es del 86% , es decir, no falta mucho para completar las faenas.

 

Seguridad

El secretario regional ministerial de Energía, Rodrigo Torres, contó que esto nació porque en el año 2010, cuando asumió la cartera bajo el primer gobierno de Sebastián Piñera, la provincia tenía un serio problema, que eran los cortes reiterados y no solo en una comuna, sino que en casi todas.

 

“Esto se producía porque la zona tenía solo una línea que la alimentaba. En mayo del 2012, en una mesa con los siete alcaldes, el subsecretario de Energía de la época, más los gerentes de CGE y Transnet del momento, más Frontel, que era la distribuidora, nos reunimos en Cañete y acordamos que la CGE construiría una línea para llegar al estándar y dar seguridad al suministro a toda la provincia”, contó.

 

Destacó que la obra está a punto de concluir y que será mucho más robusta, lo cual permitirá tener mejor calidad de vida a los 55 mil usuarios que existen, junto con ser un importante soporte para la economía, puesto que ya no será una traba la calidad del suministro, sino que estará en los niveles que se merece y corresponde.

 

La nueva línea pasa por las comunas de Arauco, Curanilahue, y Los Álamos, pero el beneficio es para todos. Lo importante, añadió el personero, es que en el corto plazo cuando se caiga una de las tangentes, la otra estará operando, dejando de lado esas largas 6 horas o días completos sin energía.”Eso quedará en el pasado y los cortes que se presentan será solo de minutos, dado que tendremos dos líneas que alimentarán a la provincia”, remarcó.

 

Aparte de levantar torres e instalaciones cableados o líneas, también se construyó una nueva subestación, la de Curanilahue Norte, y cuatro puntos de conexión adicional a la red existente. La tensión será de 66 kV y se instalaron 356 estructuras nuevas, incluyendo 70 torres, 66 portales y 209 postes de hormigón, entre otros.

 

La más grande

Cristian Olave, gerente de construcción transmisión y que se desempeña en la unidad de ejecución de grandes infraestructuras de la CGE, sostuvo que esta obra debe ser la más grande de la empresa, pues la inversión es potente para la provincia y la gente, afirmando que el monto incluye tanto la servidumbre, el despeje, mano de obra y materiales.

 

Si bien las faenas partieron en junio de 2016, cuando en presencia de autoridades se puso la primera piedra, reconoció que tuvieron inconvenientes con algunas soluciones. “Lo principal es el aporte social que hay detrás de todo esto. Aparte, hoy en día todo se mide, de acuerdo a parámetros internacionales, en relación a la cantidad de horas que el cliente final está descontento, da lo mismo donde esté la falla, sea en la zona de distribución o transmisión, la persona ve el desperfecto y le interesa tener energía en su casa”, expuso.