Venta de central Chanleufú pone fin a dos años de disputa entre Ponce Pinochet y Grupo Schiess

Licitación de la obra -que tiene una potencia instalada de 8 MW en los alrededores de Puyehue- tendrá una postura mínima de US$ 10,5 millones.

Martes, 19 de junio 2018

(Diario Financiero) El próximo 30 de agosto se pondrá fin a la disputa que mantiene Alejandro Augusto Ponce Pinochet -hijo menor de Julio Ponce Lerou-, con el grupo Schiess por la fallida operación de la central hidroeléctrica de pasada Chanleufú, emplazada en los alrededores de Puyehue, en la Región de Los Lagos.

 

Ese día está fijado el remate de la central que entró en operaciones en 2016, con una potencia instalada de 8 MW. Actualmente, cuenta con una generación de 3,6 MW.

 

La central, conformada por las sociedades Inversiones Puyehue Ltda. y Central Hidroeléctrica Tres Palos Ltda. se sometió a liquidación luego de que los socios no lograrán levantar el proyecto por las pugnas por controlar la propiedad; esto terminó por enterrar a la sociedad. Esto sumado a problemas de servidumbres, cuyo emplazamiento involucraba terrenos relacionados al campo familiar de Ponce Lerou, los que el controlador de SQM no quiso ceder ni a su hijo ni al grupo Schiess.

 

La licitación será bajo la modalidad abierta con oferta a sobre cerrado por la totalidad de los bienes, el que será abierto bajo notario publico, según explica el acuerdo de los acreedores.

 

[VEA TAMBIÉN: Corte Suprema repone norma que amenaza con encarecer proyectos hidroeléctricos y mineros]

 

En caso de existir más de un interesado se accederá al mejoramiento de la oferta, explica el liquidador Enrique Ortíz, quien precisó que la postura mínima será de US$ 10,5 millones, oferta que deberá ser respaldada con 10% de seriedad de la garantía.

 

“El precio informado es el mínimo de venta, siendo el valor del activo, en nuestra opinión, superior a ese mínimo”, aclaró Ortíz.

 

El total de lo recaudado se destinará al pago de las deudas a los acreedores, cuya lista es encabezada por el Banco Bci.

 

La deuda total de la sociedad se estima asciende hasta los $ 13.638 millones, aproximadamente US$ 20 millones.

 

En 2017 se solicitó la liquidación de la empresas por acuerdo de ambos grupos, operación que fue liderada por el abogado Nelson Contador.

 

Al cierre del 31 de marzo de 2018, la continuidad operacional de la firma, bajo el mandato del liquidador, arrojó una utilidad de $ 309 millones.

 

Según trascendió, tras esta fallida operación junto a Alejandro Augusto Ponce, la familia Schiess descartó considerar nuevas inversiones en el desarrollo de proyectos de Energías Renovables No Convencionales en el corto y mediano plazo.