CNE cumple 40 años con el desafío de avanzar en el proceso de transición energética

Conmemoración del organismo fue encabezada por la ministra de Energía, Susana Jiménez, quien resaltó la labor técnica que ejecuta la institución para el diseño de marcos regulatorios en el sector.

Jueves, 21 de junio 2018

La ministra de Energía, Susana Jiménez, encabezó la conmemoración de los 40 años de existencia de la Comisión Nacional de Energía (CNE), destacando el aporte del organismo regulador en el desarrollo de la industria energética, especialmente en vista al futuro escenario del sector con la incorporación de nuevas tecnologías y marcos regulatorios, los cuales están contemplados en la Ruta Energética 2018-2022.

 

Jiménez resaltó la labor técnica que ejecuta la CNE, con la entrega de información, análisis y propuestas que entrega a las autoridades para la elaboración de políticas públicas sectoriales, así como su misión en la planificación y definición de las redes de transmisión para el sistema eléctrico.

 

Carolina Zelaya, secretaria ejecutiva (s) de la CNE, destacó la participación histórica del organismo regulador desde 1978, como contribuir a la promulgación de la Ley General de Servicios Eléctricos, el fortalecimiento de la electrificación rural, la Ley Corta I y II, la normativa de cuotas de ERNC, la interconexión SIC-SING, los cambios a la Ley de licitaciones de suministro para sectores regulados y la nueva normativa de transmisión, además de haber enfrentado crisis como la sequía a fines de los años 90 y la falta de gas natural desde Argentina.

 

“En todos los periodos vividos hemos debido convivir con procesos tarifarios, elaboración y dictación de normas técnicas y con decisiones que hacen el día a día complejo y desafiante, por lo que es imprescindible el equipo profesional y técnico que forma la CNE para poder cumplir con las tareas y exigencias institucionales” sostuvo la personera.

 

Desafíos

La conmemoración del organismo contempló el desarrollo de paneles donde participaron siete de los doce secretarios ejecutivos que ha tenido la CNE desde 1978, donde se repasaron los principales hitos históricos que ha vivido el sector energético, así como analizar las perspectivas y desafíos a futuro que deberá enfrentar el organismo regulador.

 

En esta línea, Juan Manuel Contreras, ex secretario ejecutivo de la CNE (2010-2014) sostuvo que los principales retos institucionales para el futuro es la incorporación de tecnologías de energías renovables, que plantean la forma en “cómo se deben regular los sistemas de almacenamiento y cómo estos coexistirán con las centrales de generación convencionales.

 

“Desde el punto de vista de la seguridad y calidad de servicio, el desafío de tarificar la distribución eléctrica es inmediato, con electromovilidad, digitalización en la red, tanto en la medición como en la operación y protección, lo que significa una red distinta a la red histórica que hemos definido, con normas técnicas especiales a definir”, afirmó Contreras.

 

Por su parte, Andrés Romero, ex secretario ejecutivo entre 2014 y 2018 indicó otros retos que van a seguir “con la impronta de calidad técnica y mantener la idea de que hay un equipo que mira más allá y está disponible para la transformación, pues estamos en medio de una transición energética y tenemos más preguntas que respuestas y eso pasa en Chile y en el mundo”.

 

“El gran desafío que va a tener esta comisión es repensar nuestros mercados, bajo la impronta que hemos tenido: con un mercado de libre competencia y un Estado que fija las reglas del juego, que fiscaliza y que vela para que las personas tengan una energía segura y con precios eficientes”, sentenció Romero.