Impuesto verde: Eléctricas recibirán compensación hasta el 90% de lo pagado por tributo

El balance del primer año de implementación de este nuevo impuesto, que era parte de la reforma tributaria de Bachelet, resultó en que a las generadoras les tocó pagar un 95% del monto total (US$180 millones). Las compensaciones contempladas en la misma ley rebajaron sustancialmente el pago final para las empresas.

Martes, 26 de junio 2018

(Diario Financiero) Relativo terminó siendo para varias eléctricas el impacto del primer año de aplicación del impuesto a las emisiones, gravamen que es parte de la reforma tributaria.

 

Esto, porque la normativa legal considera un mecanismo de compensación que se activa en determinadas circunstancias y que corre por parte de todas las generadoras del sistema, el cual permitirá que a algunas empresas se les devuelva hasta el 90% de lo que les correspondió pagar en abril recién pasado, con cargo al ejercicio 2017.

 

De acuerdo con los cálculos del Servicio de Impuestos Internos (SII), las generadoras explicaron el 94,8% del monto anual total a pagar por este gravamen y que alcanzó a $ 115.362 millones, equivalentes a casi US$ 181 millones.

 

Esto implica que de esta cifra, las productoras de electricidad asumieron $109.312 millones, unos US$ 171 millones.

 

El artículo 8 de la ley de reforma tributaria establece que dado que el impuesto a las emisiones no debe ser considerado en la determinación del costo marginal instantáneo de la energía, que es el factor que representa la operación de la central menos eficiente del sistema en un momento determinado y es el indicador con el que se valorizan los intercambios de energía entre las generadoras, aquellas unidades cuyo costo total unitario sea mayor o igual al costo marginal deberán recibir una compensación. Esta será solventada por todas las eléctricas del sistema a prorrata de la cantidad de energía que hayan retirado de la red en ese período, independiente de si se trata de unidades que no producen emisiones, como las eólicas o solares, por ejemplo.

 

Hace pocos días, el Coordinador Eléctrico Nacional liberó el balance de este reintegro, el que en algunos casos ascenderá hasta el 90% de lo pagado al fisco y se recibirá a fines de junio, cuando vence el plazo para que las generadoras realicen este pago.

 

Las cifras del organismo que administra la operación del sistema dan cuenta de que las compensaciones ascenderán a casi al 15% del monto total de impuesto calculado por el SII, lo que alcanza a poco más de US$ 25 millones ($ 16.174 millones).

 

Si bien los productores renovables esperaban un monto como el informado por el Coordinador, insisten en la crítica a este mecanismo.

 

“Nuestro desacuerdo es de fondo, con la disposición que obliga a que todas las empresas que efectúan retiros de energía concurran al pago de la compensación, con lo cual se obliga a empresas que no contaminan a pagar una parte de la compensación. Esta situación es única en el mundo y es imposible sostener su racionalidad cuando se la explicamos a inversionistas extranjeros”, asegura Carlos Finat, director ejecutivo de Acera, el gremio del sector.

 

Caso a caso

El balance del Coordinador muestra que un operador pequeño como Orafti, que posee una central de biomasa, recibirá como compensación el 90% del monto que tributó por este concepto, es decir $55 millones de un total de $ 61,2 millones, siendo el porcentaje más alto de devolución en este cálculo.

 

Entre las empresas más grandes destaca la filial de BHP Tamakaya, de la que depende la central a gas natural Kelar, a la que se le compensará el 65,3% de lo tributado, es decir, casi $800 millones.

 

Le sigue en importancia Engie Energía Chile, a la que el sistema le pagará el equivalente al 51,7% de los $11.702 millones que pagó como impuesto a las emisiones, es decir, más de $ 6.000 millones.

 

A las otras líderes de la industria, como Enel Generación Chile, AES Gener y Colbún les compensarán el 10,4% ($ 1.485 millones), 6% ($ 1.205 millones) y 1,56% ($ 219 millones), respectivamente.

 

Sin embargo, a las dos primeras hay que sumarles las devoluciones de sus filiales como GasAtacama (26% con $ 546 millones) y Guacolda (23% con $ 2.490 millones), respectivamente.

 

Reforma tributaria incluiría cambios a la manera en que se paga el gravamen

La forma en que tributan las fuentes fijas contaminantes está bajo la lupa del Ministerio de Hacienda. En el marco del proyecto de simplificación de la reforma, la cartera se encuentra analizando fórmulas para ajustar su tributación, haciéndola más simple y evitando distorsiones.

 

Uno de los temas que están analizando en la cartera es la propuesta de gremios como Chilealimentos y AB Chile, que han planteado críticas por la manera en que se paga el tributo, ya que advierten que la ley no considera la naturaleza del negocio agroindustrial.

 

Por ejemplo, han señalado que las empresas del sector han debido pagar el impuesto ya que superan el límite de emisiones en apenas tres meses del año (la temporada alta para la agroindustria), mientras que otras fuentes fijas han cancelado un gravamen menor aunque funcionen durante los 12 meses del año.

 

Fuentes de la cartera señalan que miran “con atención” dicha propuesta, señalando que los cambios irían por ese lado más que por incrementar el gravamen: “Ese impuesto ya está recaudando mucho”, dicen.