Los desafíos de Roccatagliata: recibe a ENAP en su año de mayor vencimiento de deuda

A partir de la próxima semana se producirían los primeros acercamientos para el traspaso de la administración de la estatal.

Miércoles, 04 de julio 2018

Andrés Roccatagliata asume la gerencia general de la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP) el próximo 6 de agosto y para ese día la estatal debería tener resueltos varios temas pendientes.

 

Por un lado ya se conocerían los ajustes que los ministerios de Hacienda y Energía, en representación del dueño, le habrían hecho al Plan de Negocios y Desarrollo de la petrolera, el cual guiará sus pasos los próximos cinco años. Trascendió que los cambios apuntarían más bien a asemejar los mecanismos de control y seguimiento a aquellos definidos para Codelco.

 

Otra cosa que para esa fecha debería estar zanjada es la capitalización de US$ 400 millones, considerada en la Ley de Gobierno Corporativo de ENAP y que tiene ese lunes como tope para concretarse. Esos recursos deben destinarse a paliar una de las situaciones más complejas con la que tendrá que lidiar el exgerente general de Ripley: la deuda que arrastra la petrolera.

 

Según el balance al primer trimestre, los pasivos financieros corrientes y no corrientes de la compañía suman US$ 4.493 millones, cifra que se eleva a US$ 5.957 millones, considerando otras obligaciones contraídas.

 

Y es precisamente este año cuando ENAP debe salir a cubrir la mayor cantidad de vencimientos: US$ 819 millones, donde una parte mayoritaria -US$ 550 millones- corresponden a deuda de corto plazo con bancos.

 

Aunque se determinó que la totalidad de la inyección de recursos por parte del Estado vaya a cubrir deuda, la cantidad no es suficiente y obligaría a Roccatagliata a evaluar otras alternativas para mejorar el perfil de la deuda, llevando al largo plazo las obligaciones más inmediatas.

 

Según el estado de resultados, actualmente los vencimientos se extienden hasta 2047 y suman US$ 4.521 millones. Aquí será clave la mirada fresca e innovadora del ejecutivo, que hace unos días, cuando se anunció el nombramiento de este, destacó el directorio de la petrolera que lidera Loreto Silva.

 

El momento actual de ENAP

Si bien Andrés Roccatagliata y el actual gerente general, Marcelo Tokman, no coincidirán formalmente en la empresa porque el segundo deja el cargo el 31 de julio, a partir de la próxima semana se darían los primeros acercamientos del traspaso, cuando el nuevo gerente regrese de un viaje al extranjero.

 

En estas reuniones, el ingeniero se interiorizará de las cifras de la empresa que este año se está moviendo en un contexto de mercado internacional adverso por el alza del precio del crudo.

 

A marzo, la empresa registró una utilidad de US$ 9,6 millones, similar al mismo lapso de 2017 y un Ebitda de US$ 180,7 millones, superior según se dice en el balance, a lo esperado en el plan Anual de Gestión.

 

En estas condiciones, el otrora hombre fuerte de Ripley debe ejecutar el plan de negocios, que consideraría una inversión anual que podría estar más en el entorno de los US$ 600 millones que de los US$ 750 millones que ejecutaron en 2017, ejecutando medidas que permitan garantizar la eficiencia de la compañía, persigan la reducción de la deuda en el corto plazo y priorice las inversiones que agreguen valor a las operaciones y traigan los retornos esperados.

 

Roccatagliata encontrará a ENAP en un proceso de recorte de costos para lograr un 10% adicional a lo que ya se les pidió a las empresas estatales.