Sempra Energy defiende apuesta por Chile y ve potenciales inversiones por US$415 millones

A fines de junio, el CEO de la firma, Jeffrey Martin, encabezó una presentación con analistas en donde se defendió la estructura de la empresa, y con mayor profundidad su apuesta por Sudamérica, destacando su posición y potencial de crecimiento.

Viernes, 20 de julio 2018

(El Mercurio) A principios de junio, un grupo de accionistas minoritarios, integrado por los fondos Elliott y Bluescape, propusieron al directorio de la estadounidense Sempra Energy evaluar la posible venta de activos, entre los que se incluía la distribuidora chilena Chilquinta y la peruana Luz del Sur.

 

La propuesta fue recibida por el directorio de la firma, que acordó revisarla y su respuesta fue más rápida que lo esperado.

 

A fines de junio, el propio CEO de la firma, Jeffrey Martin, encabezó una presentación con analistas en donde se defendió la estructura de la empresa, y con mayor profundidad su apuesta por Sudamérica, destacando su posición y potencial de crecimiento.

 

En este contexto, los principales ejecutivos de Sempra resaltaron la presencia de la firma en Chile y Perú, destacando tanto el Capex que se prevé para el trienio 2018-2020, como potenciales inversiones en estos dos mercados.

 

En cuanto a Chilquinta, la distribuidora eléctrica que opera en la Región de Valparaíso, el mensaje fue claro: el mercado chileno es atractivo, y posee un ambiente seguro y claro donde desenvolverse, por lo que la opción de vender dichos activos no figuraría dentro de los planes de la administración.

 

Justamente, durante la instancia se presentaron algunos argumentos que no harían viable una potencial enajenación, entre ellos los cargos impositivos que podrían significarle a la empresa una eventual venta. Según lo presentado, si Sempra decide vender sus negocios en Chile, su base impositiva alcanzaría los US$ 335 millones, mientras que en el caso de un ‘spin-off’, la situación sería similar, lo que no sería conveniente para la compañía.

 

Por esta razón, la presentación del CEO de Sempra se centró en los potenciales que ve tanto en Chile como en Perú, demostrando que en ambos países el crecimiento se vería reflejado en importantes oportunidades de inversión.

 

Para ambos países, la estadounidense maneja un Capex de US$ 550 millones para el trienio 2018-2020, de los cuales el 47%, es decir US$ 258,5 millones, estaría dirigido a Chilquinta y el restante a Luz del Sur, cifra que aumentaría notoriamente en los próximos años.

 

De hecho, la firma ve inversiones potenciales por cerca de US$ 2.000 millones, de los que US$ 415 millones corresponderían a Chilquinta, sin incluir la compra ya anunciada hace algunas semanas de Transmisora del Norte Grande (TNG) a AES Gener por US$ 219,9 millones.

 

De acuerdo a la presentación, estas inversiones tendrían destinos claros: US$ 230 millones para la implementación de medidores inteligentes para sus clientes; US$ 115 millones para la subasta de líneas de transmisión zonales, y US$ 70 millones para otra licitación de líneas de transmisión troncales, las que se deberían definir en el transcurso del tercer trimestre de este año.

 

En cuanto a Luz del Sur, las inversiones potenciales serían mayores, ya que en ese país la empresa no solo distribuye energía, sino que también está inserta en el negocio de la generación, por lo que los montos a desembolsar solo por ese concepto alcanzarían los US$ 1.135 millones.

 

Venta de activos en EE.UU.

Pese a que los ejecutivos defendieron la estructura de la empresa, en esa misma fecha Sempra informó la venta de varios activos de energías renovables en Estados Unidos, con el fin de concentrarse en sus negocios estratégicos.

 

De todas formas, el CEO de Sempra aseguró que este anuncio de venta solo fue el primero dentro de su proceso de optimización de cartera, asegurando que en los próximos meses se podrían ver novedades al respecto.

 

“Esta es solo la primera fase de nuestra optimización de cartera, que esperamos continuar en los próximos meses. Intentamos continuar evaluando nuestra cartera, buscando oportunidades adicionales para crear valor a largo plazo para todos los accionistas. Buscaremos iniciativas adicionales utilizando un enfoque disciplinado y gradual, teniendo en cuenta el calendario y las condiciones del mercado”