Neoenergía aumenta sus ganancias en un 144,3% en el primer semestre del año

La compañía sufrió un revés este año después de perder una intensa puja frente a la italiana Enel por el control de la distribuidora de energía Eletropaulo, una de las mayores distribuidoras brasileñas de energía.

Martes, 24 de julio 2018

 

(La Tercera-pulso) Neoenergía, controlada por la española Iberdrola, obtuvo en el primer semestre del año un beneficio neto atribuido a los accionistas mayoritarios de US$177,5 millones, lo que supone un aumento de 144,3% frente al mismo periodo del año interior, informó la compañía.

 

El lucro neto atribuido a los accionistas mayoritarios en el segundo trimestre de 2018 fue de US$101,4 millones, un 196,6% más respecto abril-junio de 2017, de acuerdo con el balance financiero de la empresa.

 

El resultado de la eléctrica entre abril y junio es notablemente mejor que el del segundo trimestre del 2017, cuando la empresa tuvo ganancias por valor de US$34,1 millones.

 

El beneficio neto total, incluyendo también a los accionistas minoritarios, subió un 180,8% en el segundo trimestre de 2018, hasta alcanzar de US$106,6 millones, mientras que en los primeros seis meses aumentó un 130,4% y llegó los US$185,2 millones.

 

El lucro bruto de explotación (Ebitda) de Neoenergía en el semestre fue de US$570,8 millones, un 43,35 % más respecto a los seis primeros meses de 2017.

 

El aumento de Ebitda en el semestre, según Neoenergía, estuvo impulsado principalmente por la incorporación de Elektro en agosto de 2017 y por la revisión de las tarifas de dos de sus distribuidoras.

 

Los ingresos operacionales brutos, por su parte, fueron de enero a junio de US$3.166 millones, con un crecimiento del 48,61 % en la comparación anual.

 

De acuerdo con la compañía, en el segundo trimestre del año, los ingresos aumentaron un 48,75%, hasta los US$1.698 millones.

 

Neoenergía está controlada por Iberdrola (52,45%) y tiene como socios al estatal fondo de pensiones Previ (38,21%) y a Banco do Brasil (9,34%), la mayor entidad financiera de carácter público del país.

 

La compañía sufrió un revés este año después de perder una intensa puja frente a la italiana Enel por el control de la distribuidora de energía Eletropaulo, una de las mayores distribuidoras brasileñas de energía.

 

Enel presentó el 30 de mayo, cuando vencía el plazo para presentar las últimas propuestas, una oferta, que más tarde resultaría ganadora, de 45,22 reales (hoy 11,96 dólares) por cada acción de Eletropaulo, mientras que Neoenergía ofertó 39,53 reales (hoy 10,45 dólares) por título.

 

La disputa por el control de Eletropaulo, que incluso llegó a la Comisión Europea con graves acusaciones de Iberdrola hacia Enel, se debió al enorme atractivo que presentaba la distribuidora ya que abastece a la región metropolitana de Sao Paulo, la ciudad más poblada del país.