Aprueban dos plantas solares por US$23 millones de inversión en Punitaqui

Se estima que estas infraestructuras iniciarán su construcción en los próximos meses. La energía eléctrica que generarán equivale al consumo aproximado de unas 20 mil viviendas en un año.

Jueves, 26 de julio 2018

(Diario El Día) Por unanimidad la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de Coquimbo aprobó ayer las Declaraciones de Impacto Ambiental de los parques solares Don Enrique y Punitaqui, ambos a emplazarse en la comuna de la provincia del Limarí, consolidando así el liderazgo a nivel país que mantiene la zona en generación de energías renovables.

 

En el caso del primer proyecto, se ubicará a 2 kilómetros al noroeste de Punitaqui y considera la instalación de 40 mil módulos fotovoltaicos por un total de 9 MW de potencia, sobre una superficie de 43 hectáreas. De esta manera transmitirá la energía producida por medio de una línea eléctrica de 23 kV, hacia el Sistema Eléctrico Nacional. La inversión será de 12 millones de dólares y su vida útil se estima en 41 años.

 

Heinz Gerdin, representante legal de la firma, destacó las ventajas que tiene la región para el desarrollo de proyectos fotovoltaicos “la radiación que tiene la zona está en niveles que para nosotros lo convierten en uno de los sectores más atractivos para invertir dentro del norte chico”.

 

Según especificó el ejecutivo de la empresa de capitales norteamericanos, esperan iniciar la construcción de la estructura idealmente a fines de este año o principios del próximo. Asimismo, adelantó además que están trabajando en otros proyectos de este tipo a través de otra sociedad en las regiones de Coquimbo y de Atacama.

 

En tanto, el proyecto Planta Fotovoltaica Punitaqui, se emplazará a unos 800 metros del área urbana de la capital comunal y tendrá una inversión de 11 millones de dólares. Considera la construcción y operación de una planta de 27 mil paneles fotovoltaicos para la generación eléctrica, con una potencia de 9 MW, la que será inyectada a una línea de media tensión cerca del acceso de la planta, totalizando una superficie de 20 hectáreas. Su vida útil se estima en 26 años.

 

Enrico Gatti, representante legal de la firma Solar Piemonte, una de las empresas del grupo Scotta, destacó que llegaron a invertir a Chile el año 2006 y que el 2009 construyeron en esta región su primer proyecto, la central hidroeléctrica La Paloma. Con la iniciativa que se aprobó en la zona, totalizarán ahora 25 centrales a nivel país, entre hidroeléctricas y solares.

 

Respecto de los plazos de inicio de la construcción, sostuvo que “esperamos empezar a corto plazo, estamos cerrando el financiamiento para otro proyecto que estamos levantando y yo creo que pronto nos verán trabajar en Punitaqui”.

 

Una de las características que va a tener esta planta solar es que va a ser operada de forma remota, ya que la empresa cuenta con centros de operaciones en Santiago, Osorno y dos en Italia.

 

La energía eléctrica que generen ambas centrales equivale al consumo aproximado de unas 20 mil viviendas en un año.

 

La intendenta Lucía Pinto, resaltó que con estas iniciativas la zona sigue a la vanguardia de la producción de energías limpias. “Proyectos como estos son los que queremos seguir impulsando y atrayendo a nuestra región” dijo la jefa regional y valoró la creación de empleos que se van a generar durante su levantamiento.

 

Por su parte, el Seremi de Energía, Álvaro Herrera, planteó que la aprobación de este tipo de proyectos “nos permite fomentar la sustentabilidad e ir diversificando la matriz energética y seguir siendo la región número 1 en producción de energías limpias”.

 

El objetivo a futuro, puntualizó, es seguir fomentando la inversión. De hecho, en el sistema de evaluación ambiental a la fecha existen otras 9 plantas fotovoltaicas a la espera de ser aprobadas, que se suman a otras 11 que ya fueron calificadas favorablemente y están en construcción o a la espera de ser concretadas, que suman 489 MW de capacidad instalada y una inversión proyectada de 929 millones de dólares.