Participación temprana y macrozonas, los puntos de conflicto para materializar la reforma al Seia

La nueva ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, deberá enfrentar las diferencias en la comisión que ve el proyecto en la Cámara de Diputados. Parlamentarios ya adelantan una tramitación difícil.

Lunes, 13 de agosto 2018

(La Tercera-Pulso) Una discusión dura y con varias dificultades deberá enfrentar la nueva ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, en la tramitación del proyecto de reforma al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (Seia).

 

Así lo vaticina un grupo transversal de parlamentarios pertenecientes a la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados, que ven debilidades en la iniciativa legal, relacionadas principalmente con la participación ciudadana temprana y la existencia de tres macrozonas, que reemplazarán a las Comisiones de Evaluación Ambiental (CEA) regionales si el proyecto prospera tal y como está.

 

“El proyecto presenta un problema estructural, tanto a nivel de institucionalidad ambiental como con el foco con el que está orientada la participación ciudadana”, dijo la presidenta de la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara Baja, Catalina López.

 

El diputado UDI, Celso Morales, en tanto, compartió los puntos sobre las principales diferencias en la tramitación de la iniciativa y aseguró que “va a ser complicada porque hay dos visiones totalmente diferentes”.

 

“Todos pensamos que es muy poco la existencia de tres macrozonas y que estén tan alejadas. La oposición cree que la composición de los comités en los que van a ver los proyectos, tendrían mucha representación de los gobiernos de turno”, aseveró.

Asimismo, el disputado Diego Ibáñez, del Movimiento Autonomista, manifestó que el proyecto “definitivamente es un retroceso en materia ambiental”.

 

“Se privilegian las inversiones en desmedro de la voz, identidad de las comunidades y prevención del impacto ambiental. Se sigue concentrando poder en el Presidente para decidir qué se hace o no en un territorio, sin espacio para los gobiernos locales, por lo que es regresivo democráticamente”, aseveró, manifestando que la nueva ministra debería dar una señal clara de cambiar la estructura de la iniciativa, escuchando más “al mundo social y menos al Consejo Minero y la Sofofa”.

 

El RN José Miguel Castro, por su lado, indicó que la principal dificultad de la ministra será congeniar las distintas posturas que existen en la Comisión y en el Parlamento.

 

Ayer, la secretaria de Estado, que fue designada el jueves, inició de inmediato sus nuevas actividades, llegando al ministerio antes de las 9 de la mañana.