Aprueban central de respaldo energética para Coquimbo con inversión de US$70 millones

Ubicada a un kilómetro del sector de El Peñón, en la provincia de Elqui, la central de respaldo Llanos Blancos contempla la construcción y operación de 150 megawatt de capacidad para operar en caso de emergencia eléctrica. Tendrá una vida útil de 25 años y generará más de 170 empleos en total.

Viernes, 17 de agosto 2018

 

(Diario El Día) Por unanimidad se aprobó esta semana en la Comisión de Evaluación Ambiental de la región de Coquimbo, el proyecto de central de respaldo Llanos Blancos, ligada a la empresa Prime Energía. La central, que considera una inversión de US$ 70 millones, un periodo de construcción de 12 meses y una vida útil de 25 años, tendrá una capacidad de 150 MegaWatt y estará conformada por seis casas de fuerza de 25 MW cada una.

 

Cada casa de fuerza contará con 15 motores generadores de 1,8 MW cada uno. El proyecto se localizará en la comuna de Coquimbo, provincia de Elqui, a un kilómetro aproximadamente al sureste de la localidad de El Peñón y a 4,6 km aproximadamente al noroeste de la localidad de El Manzano.

 

Empresa valoró nuevo proyecto en la región

Tras la aprobación de la inversión, Rodrigo Cienfuegos, gerente general de Prime, señaló que la región de Coquimbo y su capacidad de instalación de energías renovables es de especial interés para la compañía. “Nosotros estamos aquí para complementar ese potencial, a nosotros nos interesa ser parte de ese desarrollo. En la medida que más importante se hace el uso de ERNC, más importante también se hace el uso de centrales de respaldo”, señaló y agregó que como privados, les interesa estar disponibles en caso de emergencia con estas centrales de respaldo.

 

“Agradezco el recibimiento de esta nueva inversión en la zona, el proyecto cumple con todas las normativas internacionales más estrictas, por lo que estamos orgullosos de esto. Esperamos iniciar la construcción una vez que tengamos todos los pases necesarios”, precisó. Hay que destacar que el período de funcionamiento de la central dependerá de lo requerido por el Coordinador Eléctrico Nacional y no estará necesariamente operativa todo el año.

 

La conexión al SIC será mediante una Línea de Alta Tensión (LAT) de 220 kV y de 650 metros de longitud, la que se conectará directamente a otra LAT en el área del proyecto. Asimismo, la empresa posee experiencia en la generación de energía, siendo las responsables de las plantas Emelda, Termopacífico y Antay Solar en la Región de Atacama y Nueva Degan en Chiloé, Región de Los Lagos.

 

Coquimbo como motor de ERNC

Tras su aprobación, la Intendenta Lucía Pinto destacó que “una central de respaldo nos ayuda a estar mejor preparados ante las emergencias. Es necesario contar con alternativas en algún caso extremo, para así no lamentar pérdidas humanas o materiales por falta de energía eléctrica”.

 

Por su parte, Álvaro Herrera, seremi de Energía, explicó que una central de respaldo es como el grupo electrógeno que tienen los edificios. Solo funcionan cuando existe algún problema en el sistema general. “En promedio en la región de Coquimbo, las centrales de respaldo están funcionando 10 días al año, es un número menor y solo operan cuando hay algún problema”, indicó Herrera, aludiendo que se trata de una inversión potente.

 

“Generalmente los proyectos de energía están asociados a altos montos, y levantará una mano de obra de sobre 100 empleos, lo que es bueno porque viene a paliar las cifras de cesantía en Coquimbo”, concluyó.

 

Asimismo, sostuvo que si bien somos la región con más generación limpia, —durante el primer semestre de 2018 aumentamos este porcentaje alcanzando sobre el 99%—, se necesita que estas energías vayan de la mano con centrales de respaldo, que serán el motor que levante la generación en la zona.