Iván Arriagada: “Tenemos que lograr hacer una transición hacia contratos de energía más competitivos”

El presidente ejecutivo de Antofagasta Minerals, señaló que en la empresa “estamos focalizados en mover nuestros contratos hacia fuentes renovables de menor costo”.

Lunes, 20 de agosto 2018

 

(La Tercera-Pulso) Preocupado y ocupado está Iván Arriagada, presidente ejecutivo de Antofagasta plc. Es que la coyuntura actual de la industria minera dista de las altas expectativas que se tenían a inicios de año, cuando se vislumbraba una recuperación del sector de la mano de los mejores precios del cobre. Pero la alta volatilidad que está mostrando el metal rojo está preocupando al líder del brazo minero del grupo Luksic. De hecho, recalca que la “alerta está ahora” instalada en la industria y que preocupa la curva a la baja que muestra el cobre en tan poco tiempo.

 

Esto, unido al aumento de costos que están afectando a las operaciones de Antofagasta Minerals, por el incremento del valor de algunos insumos críticos para la industria (ver recuadro), están comprimiendo los márgenes de la firma y también de la industria, explica Arriagada.

 

¿Qué está pasando con la energía, volvió a ser un problema para la industria?

 

-Lo que hemos visto es una transformación muy radical en el mundo de la energía, gracias al cambio en la matriz energética que va poniéndose cada vez más verde y que es más intensa en uso de energía renovable, lo que ha permitido que los precios de largo plazo de la energía sean significativamente menores a los que hemos tenido históricamente. Si antes el precio estaba en US$ 100 el MW, hoy estamos pensando en números que están más cerca de US$ 50 y US$ 60 el MW. Pero lo que ha ocurrido es que estos contratos están todavía anclados a precios de generación antiguos y la industria minera no ha podido tomar el beneficio completo de las condiciones marginales que se están dando en el mercado de la energía. Por eso, cada uno ha estado transitando para poder renegociar esos contratos y hacerlos más verdes y también más competitivos en términos de precios.

 

¿Cuál es la realidad del grupo?

 

-Por las presiones de costos que hemos tenido, nuestro foco está en que tenemos que lograr hacer una transición hacia contratos de energía que sean más competitivos, que puedan tener una componente renovable a menor costo y más verde lo más rápido posible.

 

¿En qué fase están ustedes?

 

-El contrato de Zaldívar muestra un primer paso en esa dirección. Si bien comienza a regir el año 2020, nos pone en una condición de precios y de generación verde completamente distinta a nuestros contratos anteriores que tenemos en las operaciones del norte. Y sí, efectivamente, estamos en discusión con nuestros proveedores de energía para resetear los precios a condiciones que sean más comparables con las condiciones de mercado que prevalecen hoy. Y porque ha habido un cambio sistémico en el mercado que hace que existan las condiciones para que esos contratos se revisen.

 

¿Cuándo debería comenzar a aplicarse la nueva tarifa?

 

-Queremos terminar con estas negociaciones lo antes posible, idealmente en el transcurso de este año. Y la intención es que los precios más bajos se activen lo antes posible. Ahora, obviamente, tiene que haber un nivel de transición y en algunos casos habrá que hacerlo, porque también estamos en condiciones de contratar más energía y ampliar los contratos actuales gracias a las ampliaciones que podríamos hacer en las faenas donde operamos. Además, los mismos contratos nos promueven las facilidades para que nosotros mismos instalemos capacidad de generación directa y, por lo tanto, en esos casos, eso nos puede permitir consumir energía propia y renovable y disminuir el consumo de algunos contratos existentes. Esas son las permutaciones que hoy estamos analizando.

 

¿Entre esas negociaciones también está el contrato que tomaron con AES Gener cuando salieron de Alto Maipo?

 

-No. Ya no tenemos ninguna vinculación con Alto Maipo, y en Antofagasta Minerals hoy estamos focalizados en mover nuestros contratos hacia fuentes renovables de menor costo. Los contratos que nosotros estamos viendo con mayor espacio para renegociar son aquellos que están orientados a generación de fuentes de carbón más bien y que están operando actualmente.

 

¿Qué otros insumos han subido su precio?

 

-El petróleo y, por ende, el consumo de todo el combustible que utilizamos en nuestra faena. Eso ha subido tanto por el crecimiento de la economía norteamericana como por las tensiones geopolíticas que existen con Irán y por los problemas de otros países productores de petróleo en el mundo, como Venezuela. Esto es preocupante, porque tenemos una alta volatilidad del precio del cobre, con un sesgo en el corto plazo a la baja, y algunos precios de nuestros insumos que han estado subiendo. El dólar se ha fortalecido y el precio del ácido ha subido, y algunas materias primas vinculadas al acero también han subido. Obviamente, hoy día estamos en una condición donde nuestros márgenes están más comprimidos y estamos muy focalizados en trabajar en los costos internos y en la productividad.