Robo de cables deja a 2.261 familias sin luz

De acuerdo a la información entregada por Denny Vargas, jefe de Servicio al Cliente de Frontel Biobío, el delito se cometió la madrugada de ayer e implicó la sustracción de 1.500 metros de cable.

Martes, 04 de septiembre 2018

 

(Diario El Sur) Tanahuillín, Curamávida, Lo Pacheco, La Huerta, Torredorada, Palihue, Colico Bajo, Colico Alto, Chacay, Los Castaños, Las Corrientes son algunos de los sectores que ayer se vieron afectados por el robo de cables de la empresa Frontel, lo que derivó en el corte masivo de electricidad.

 

De acuerdo a la información entregada por Denny Vargas, jefe de Servicio al Cliente de Frontel Biobío, el delito se cometió la madrugada de ayer e implicó la sustracción de 1.500 metros de cable, lo que afectó a 2.261 familias.

 

Sobre el robo, detalló que “se perpetró a las 3.06 horas de hoy (ayer) en la Línea Troncal del sector de Tanahuillín y El Venado, hasta el momento se constatan 10 postes con daños y más de 1.500 metros de cable de cobre robados”.

 

Añadió que personal técnico y brigadas pesadas se distribuyeron en los lugares afectados para reparar las estructuras dañadas y normalizar el abastecimiento eléctrico a la brevedad a la totalidad de los clientes de los sectores implicados. Proyectaban reponer el suministro durante la jornada.

 

[VEA TAMBIÉN: 2 mil kilómetros de cable de cobre han sido robados a Frontel durante 2018]

 

Añadió que luego del corte de energía comenzó a operar la generación de respaldo que Frontel tiene en la comuna y que permite energizar a los sectores urbanos de Santa Juana.

 

El ejecutivo lamentó la situación y expresó que nuevamente afecta a sectores rurales, muchas veces de difícil acceso, lo que hace aún más complicadas las labores de reposición del servicio.

 

“Este tema nos preocupa, ya que es un flagelo que pone en peligro no solamente nuestras instalaciones y el normal servicio a nuestros clientes, sino que también la integridad de quienes efectúan estos ilícitos, ya que pueden resultar electrocutados. Además, el trabajo que efectuamos para reponer las redes es tal, que muchas veces los usuarios afectados deben permanecer sin energía por extensas jornadas”, señaló.