Gobierno prevé explosivo aumento en traspasos de clientes eléctricos regulados a libres en 2019

Según la Comisión Nacional de Energía (CNE), durante los próximos cinco años el traspaso de clientes regulados al régimen libre continuará, y se prevé que en 2023 se alcance una transferencia equivalente a un consumo de 6.685 GWh, casi el 10% del total de la red.

Jueves, 20 de septiembre 2018

(La Tercera-Pulso) El sector eléctrico nacional dio un vuelco en su negocio. Salió a capturar a actuales clientes regulados que pueden cambiarse a régimen libre, lo que les permite negociar directamente la tarifa sin estar sujetos a los precios que cobran las distribuidoras.

 

¿Las ventajas? Las generadoras ofrecen precios menores, indican expertos de la industria, por lo que a este segmento le conviene irse al mercado libre.

 

Desde la Comisión Nacional de Energía (CNE), entidad encargada regular a este segmento, señalan que “para 2019 se proyecta un traspaso de clientes regulados al régimen de clientes libres de cerca de 2.900 GWh”.

 

Se debe tomar en cuenta que durante 2017, 379 clientes regulados se traspasaron al régimen libre, cifra baja, pero que obedece a que el trámite para hacerlo tarda cerca de un año, a lo que se suma que la difusión todavía ha sido insuficiente.

 

La CNE indica que “se prevé que los clientes regulados y libres conectados a las redes de distribución seguirán aumentando su demanda eléctrica”.

 

Traspaso de clientes. La energía total del sistema es de 70.000 GWh y alrededor de la mitad son utilizados por clientes libres. De esos 35.000 GWh -que hoy son clientes libres-, aproximadamente el 80% son mineras, grandes industrias y, además, hospitales y centros comerciales, entre otros.

 

Para ser cliente libre, el reglamento desarrollado por la CNE establece que los usuarios que consuman sobre 5.000 kW están obligados a negociar el suministro directamente con su proveedor. A su vez, los clientes que van desde los 500 kW a 5.000 kW tienen la posibilidad de negociar o quedarse sujetos a la regulación de precio establecido en las licitaciones que hace la autoridad.

 

Enel Chile es la energética que está liderando el traspaso de clientes y Víctor Tavera, gerente de Mercado de Enel Distribución, indica que “durante 2017, dentro de nuestra zona de concesión, migraron 88 clientes (220 puntos de suministro) al mercado libre. Esperamos que durante los años 2019 y 2020, un porcentaje muy alto de clientes potencialmente libres hayan migrado al mercado libre”.

 

Además, agrega que esperan seguir siendo la distribuidora líder en el mercado de comercialización de energía para clientes libres, pero que no pueden hacer una estimación, pues existen diversas variables que intervienen en la migración. “Recordemos que Enel Distribución no solamente abastece clientes libres dentro de su zona de concesión sino que también fuera de ella, teniendo ya el 20% de su portafolio de clientes en distintas regiones del país”, concluyó.

 

Acerca de la demanda en los próximos cinco años, la CNE indica que en relación al “Informe Preliminar de Licitaciones de la Comisión Nacional de Energía, publicado en julio del presente año, durante los próximos cinco años el traspaso de clientes regulados al régimen de clientes libres continuará, llegando en 2023 a un traspaso acumulado, equivalente en energía nivel de subestación primaria, de 6.685 GWh, respecto a 2019”.

 

El gerente comercial del marketplace eléctrico Plataforma Energía, Pablo Demarco, asegura que “se espera que los traspasos de cliente regulado a libre se sigan realizando durante los próximos dos años. En totales acumulados, para 2018 se esperan 2.900 GWh; para 2019, 5.900 GWh y 6.630 GWh para 2020”.

 

Agrega que “el fenómeno de migración de clientes regulados a libres se mantendrá por el próximo año. Luego de esto, sólo quedarán algunas empresas rezagadas y los nuevos suministros que cumplan con la condición de ser libres. Esperamos que el mercado se estabilice en 2020”.

 

Michael Pollitt: “Me sorprendió mucho la falta de amplitud de los clientes regulados en Chile”

La última vez que estuvo en Chile fue hace 15 años. Michael Pollitt, subdirector del grupo de Investigación de Política Energética de la Universidad de Cambridge, cuenta que ve dos grandes cambios desde ese entonces: “los mercados han evolucionado más allá de un mercado basado en costos, como el chileno. Lo segundo que me sorprendió mucho fue la falta de amplitud de los clientes regulados”.

 

¿A qué se refiere con lo segundo?

 

-Me sorprende que no se haya profundizado más en el tema y que no se haya bajado los niveles para hacer más clientes libres. Los 500 kW es muy alto y una sugerencia que puedo hacer, es disminuirlo a 50 kW. Esto, porque mejoraría la competencia y habría más dinamismo. Los clientes regulados deberían ser solamente las casas y los pequeños comercios; y los clientes libres debieran ser prácticamente todos.

 

¿Cuál es su percepción de la competencia en este mercado?

 

-Cuando vine la última vez hace 15 años, era muy riesgoso pasar a un sistema que no está basado en costos (como es el chileno). Sin embargo, con esta integración de los dos sistemas, se ha reducido el poder de mercado de las empresas y, por lo tanto, se puede avanzar en reformas más significativas, especialmente en relación al sistema basado en costos.

 

¿Cuáles deben ser las prioridades de las energéticas?

 

-Un hecho que está sucediendo en Chile y que es emocionante, son los muy bajos precios de la energía renovable. Dado que Chile no tiene fuentes nucleares, puede ser uno de los primeros países en el mundo en avanzar en una matriz 100% renovable, por el efecto de que el mercado de la energía renovable es muy competitivo.

 

Y en relación al impuesto verde, ¿cuál es su opinión?

 

-El impuesto como está diseñado en Chile no tiene efectos en reducir carbón, es un medio de recaudación de dinero. Entonces, un impuesto verde bien diseñado tiene que tener la característica de que el costo de operar con carbón sea negativo. Con los términos que hoy está puesto el impuesto verde, no cumple el efecto. Rediseñarlo no es tan sofisticado.

 

No conozco ningún otro impuesto al carbón en el mundo que fuera diseñado de la manera que en Chile se usa.

 

¿Cómo ve a Chile ahora?

 

-Estamos es un momento importante para el sector energético. Es un momento preciso para que Chile, pueda liderar en este proceso de transición y dar lecciones a los demás países para una transformación energética en el mundo.