Seremi Sáez y Ley de Generación Distribuida: “incentivará y fortalecerá el uso residencial de fuentes limpias de energía”

La iniciativa incrementará de 100 kW a 300 kW la capacidad instalada por cada inmueble, con acento en clientes residenciales que opten por invertir en fuentes limpias de generación para sus hogares.

Lunes, 15 de octubre 2018

Tras la contundente votación (29 votos a favor, cero en contra y dos abstenciones) con la que se aprobó en Cámara Alta el proyecto que modifica la Ley General de Servicios Eléctricos en materia de Generación Distribuida, el Seremi de Energía de Magallanes, Nolberto Sáez, aplaudió dicho resultado asegurando que la iniciativa impulsada por el Gobierno “incentivará y fortalecerá el uso residencial de fuentes limpias de energía, que por cierto ayudarán a reducir las emisiones contaminantes”.

 

“La Ley de Generación Distribuida pone acento en los clientes residenciales que opten por invertir en fuentes limpias de generación para sus hogares. La diversificación de la matriz energética del país también parte –literalmente- por casa”, agregó Sáez.

 

La titular de Energía, Susana Jiménez, luego de un expedito trámite legislativo, recordó que este proyecto se inició el 2013 mediante moción de los senadores Antonio Horvath, Isabel Allende, Ximena Rincón, Baldo Prokurica y Juan Antonio Gómez; y el Ministerio de Energía presentó indicaciones que fueron también enriquecidas con los aportes de los integrantes de la comisión de Minería y Energía de la Cámara de Diputados.

 

“Este proyecto está en la línea con lo planteado en nuestra Ruta Energética 2018-2022, particularmente con el Mega Compromiso que plantea alcanzar cuatro veces la capacidad actual de generación distribuida renovable de pequeña escala hacia el 2022. Así también, se enmarca dentro de lo establecido en el programa de Gobierno del Presidente, Sebastián Piñera, en lo referente a impulsar con fuerza la generación eléctrica a menor escala, lo que beneficia directamente a las personas”, resaltó la Secretaria de Estado.

 

En este sentido, la ministra Jiménez destacó también el apoyo transversal que logró el proyecto de modificación en la Cámara de Diputados, donde fue aprobado por la unanimidad de los parlamentarios de todas las bancadas políticas.

 

El Seremi Sáez celebró el liderazgo de la ministra Jiménez “para sacar rápidamente adelante una importante modificación legal, siempre sobres la base de consensos y acuerdos”.

 

Al respecto, la timonel de Energía sostuvo que tenía “la más fuerte convicción de que esa es la forma de lograr legislación robusta y duradera, que permita dar la seguridad a los diversos agentes para desplegar sus inversiones”.

 

Las modificaciones efectuadas en la Comisión de Minería y Energía de la Cámara de Diputados y aprobadas por el Senado en su último trámite dicen relación con:

 

1. Incrementar de 100 kW a 300 kW en la capacidad instalada por cada inmueble o instalación de un cliente o usuario final, que puede acogerse a la generación distribuida.

 

3. Hacer aplicable el descuento por inyección de energía a todos los ítems o cargos de las cuentas de suministro eléctrico y no solamente al cargo por energía;

 

4. Hacer posible que los excedentes de energía que no puedan ser descontados de las facturaciones, puedan ser traspasados a inmuebles o instalaciones de propiedad del mismo cliente.

 

5. Regular el pago, mediante obligaciones de dinero, de los excedentes que no hayan podido ser descontados de las cuentas de suministro eléctrico, en los siguientes casos:

 

a. Clientes residenciales con potencia conectada inferior o igual a 20 kW;

b. Personas jurídicas sin fines de lucro, con potencia conectada inferior o igual a 50 kW;

c. Otros clientes hasta 300 kW de capacidad instalada que demuestren que su sistema fue originalmente diseñado para el autoconsumo.

 

6. Socialización de los excedentes que tras cinco años no hayan podido ser pagados o descontados, en beneficio de los demás usuarios, asegurando dichos excedentes no ingresen al patrimonio de las distribuidoras.

 

7. Permitir la instalación de sistemas de generación comunitarios o de propiedad conjunta.