Gerente general de Chilquinta, Francisco Mualim: “Sería raro que se venda una empresa de distribución, porque son muy pocas”

El ejecutivo habló de la posible venta de Chilquinta y de la incertidumbre que esto ha generado en la empresa. Además, se refirió a la compra de redes de transmisión que realizaron a AES Gener y el plan para seguir invirtiendo en dicho rubro.

Lunes, 12 de noviembre 2018

Notas al editor

(La Tercera-Pulso) Inversiones en transmisión, cambios en el sector energético e incluso una posible venta de la compañía por parte de sus accionistas -el grupo estadounidense Sempra Energy- son algunos de los temas que mira Chilquinta, una de las mayores empresas del sector distribución de electricidad y que obtuvo el galardón Gestión Preventiva ACHS, en el marco de la ceremonia de premiación Carlos Vial Espantoso, realizada la semana pasada.

 

La compra del 20% de las líneas de transmisión de AES Gener por un valor de US$220 millones, fue la más reciente noticia que protagonizó la compañía. Ahora, esa operación está siendo analizada por la Fiscalía Nacional Económica (FNE), que el gerente general de Chilquinta, Francisco Mualim, cree que debiese aprobarse a fines de este mes. “Esto ha llevado el ritmo que todos esperábamos y para ello creamos una filial Chilquinta Transmisión que va a ser la empresa que va a absorber estos activos dentro de su estructura social”, indica.

 

¿Piensan invertir más en transmisión?

 

-Desde la Ley de Transmisión ha habido mucho dinamismo en materia de transmisión zonal que son obras licitadas. Hace un par de semanas postulamos a cuatro inversiones y nos ganamos una. Hubiésemos querido ganar más, pero este es un proceso que continúa. Lo que nos adjudicamos fueron inversiones por US$ 25 millones. Queremos ponerle más foco a la transmisión zonal. Ya tenemos una buena cantidad de recursos invertidos en la troncal, así que creemos que nuestro énfasis ahora va a ser en zonal. Nuestro foco es la distribución, transmisión troncal y zonal. No estamos interesados por ahora en adquirir activos de generación.

 

En relación a los clientes regulados que se cambian a libres, ¿cómo lo ha manejado de la empresa?

 

-La opinión de la empresa respecto del cambio de clientes regulados a libres nos es relativamente indiferente, porque el suministro de ese nuevo cliente libre, la energía que consume, fluye igual través de nuestra red eléctrica. Al fluir a través de nuestra red, es considerada dentro de la remuneración de nuestro sistema eléctrico. Por lo tanto, nosotros cobramos igual los peajes que corresponden a cada cliente.

 

¿Hay un efecto para ustedes?

 

-No nos vemos afectados. La tarifa consta de un cargo por energía y potencia y un cargo por valor agregado de distribución. El cargo de energía y potencia es un pass trought, se le pasa completo al cliente y nosotros nos remuneramos a través del valor agregado de distribución que para un cliente que está en nuestra área de concesión es una remuneración que seguimos recibiendo igual.

 

Y que las licitaciones se atrasasen ¿tampoco les afectaría?

 

-Tampoco. Nosotros nos abastecemos de energía a través de procesos licitados que son regulados por la CNE. Nosotros recibimos ese monto y es el mismo que traspasamos a nuestros clientes. Hay un traspaso del 100%. No hay una afectación en nuestra utilidad, sí a nivel de ingreso, pero también se rebaja proporcionalmente nuestros costos.

 

Creemos que si los nuevos clientes libres se sienten beneficiados por estar en esa condición y no en la condición de cliente regulado, bien para nosotros y también de acuerdo con que se disminuya el límite de los 500 kW de potencia instalada. Pero hoy se ha hablado que este se podría reducir a 300 kW. No tenemos una opinión negativa al respecto.

 

En relación a la posible venta de la compañía, ¿qué es lo que se maneja dentro de la empresa?

 

-Como se ha sabido ha habido hace aproximadamente un año cierto activismo financiero, que es una práctica bastante común en Estados Unidos. Hubo un interés de un activista financiero por la estrategia que estaba adoptando Sempra Energy e hizo una serie de sugerencias públicas. Desde luego el accionista atendió las inquietudes de este accionista minoritario en particular, tal como atiende las inquietudes de cualquier accionista de la empresa y han llegado recientemente a un acuerdo respecto de las sugerencias que hacía este inversionista activista que ya están zanjados, en curso de ejecución.

 

[VEA TAMBIÉN: Chilquinta crea nueva filial para gestionar inversiones en negocio de transmisión]

 

¿Qué es lo que especulan?

 

-Es una decisión muy compleja, por varios motivos y por eso el comité va a profundizar en esta materia a fondo. Es compleja, porque implica salirse de inversiones que tienen muchas perspectivas a futuro. El crecimiento del negocio de distribución en Chile, la modernización del negocio de distribución en Chile, nuestros buenos logros en materia de crecer en transmisión nos dan una perspectiva a largo plazo muy buena y nos gustaría continuar con esta.

 

Si la compra se efectúa, ¿cuál sería el panorama?

 

-De eventualmente haber un cambio del accionista controlador, creemos que no va a afectar sustancialmente nuestra modalidad de operar en Chile.

 

Aún no está definido, va a ser definido a finales del primer trimestre del próximo año pudiendo llegarse a la conclusión de seguir con los negocios tal como están, de acoger algún accionista minoritario o en partes iguales o una venta total de las inversiones en los países que mencioné.

 

¿Qué es lo más posible que pase?

 

-En esa materia como administrador de la empresa de nuestros accionistas no tenemos opinión respecto de lo que vaya a ocurrir.

 

No es una decisión que tomo yo ni mucho menos, que no quiero crear una alarma pública en la gente. Nuestro personal, contratistas, proveedores, nuestros socios tenemos una relación a largo plazo con todos ellos y los cambios inquietan.

 

¿Ha generado incertidumbre dentro de la empresa?

 

-Sí, algo de incertidumbre ha creado. Cualquier proceso de cambio provoca incertidumbre y esto no es una excepción. Entendemos que algunos de nuestros empleados, socios, proveedores tengan una razonable inquietud al respecto va a ser dentro de un plazo…

 

En relación con la generación distribuida, ¿cuál es su percepción?

 

-Excelente. La generación distribuida es más bien novedosa en Chile. La generación distribuida per se, creo que beneficia a todas las partes. Esto puede ser percibido como un buen negocio para esos prosumers y a nosotros no nos afecta mayormente nuestra operación habitual. Al contrario, alivia eventualmente tener que hacer crecer instalaciones, ya que esas van a ser suministradas de otra forma lo cual alivia nuestro proceso de inversiones de forma bien marginal.