Mina Invierno suspende contratos y procesos clave para su operación

 

La empresa, ligada a las familias Angelini y Von Appen, informó a los trabajadores que se paralizan las licitaciones y contrataciones que buscaban dar continuidad a la faena de carbón ubicada en Magallanes.

 

Lunes, 26 de noviembre 2018


(El Mercurio) Crítica es la situación por la que atraviesa Mina Invierno, faena de carbón ubicada en la Región de Magallanes, tras la decisión del Tribunal Ambiental de Valdivia de aplicar una medida cautelar, que suspende los permisos de la compañía para utilizar las tronaduras como método de extracción en el yacimiento.


Ayer, a través de un comunicado interno al que tuvo acceso “El Mercurio”, la empresa explicó a los trabajadores el alcance de las consecuencias que tuvo la decisión de la autoridad ambiental. En el documento se da a conocer la suspensión de una serie de procesos clave para el futuro de la faena.


Entre las medidas reveladas por la compañía ligada a las familias Angelini y Von Appen, figuran la suspensión de la contratación de trabajadores asociados al programa de operación a plena capacidad, donde se consideraban unos 300 puestos de empleo nuevos.


Pero, además, se detuvieron procesos como la ampliación del complejo de alojamiento asociado a la faena, la compra de explosivos y nitrato de amonio, la construcción de caminos de acceso al botadero, inversiones en nuevo equipamiento minero y la perforación de sondajes.


[VEA TAMBIÉN: Tribunal revierte permiso de tronadura en Isla Riesco y pone en jaque Mina Invierno]


Sin embargo, la principal consecuencia de todas estas medidas es que se condiciona el futuro de la minera, ya que sin el uso de tronaduras la operación no es viable desde el punto de vista económico, debido a la extrema dureza del mineral.


Es por esto que, según los trabajadores de la compañía, la operación podría detenerse en enero del próximo año, fecha en la que se agotan los frentes en los que se encuentra operando la firma. De ahí para adelante la operación se podría suspender por los meses que dure la investigación del tribunal, o incluso cancelarse de manera definitiva, sin existir a la fecha explicaciones para el futuro de los más de 1.000 trabajadores que se desempeñan hoy en día en Mina Invierno.


La incertidumbre es de tal magnitud, que la empresa no podrá cumplir algunos contratos que ya había firmado para el próximo año, luego de recibir la autorización para tronar por parte de la Comisión de Evaluación Regional de Magallanes.


Consultada la empresa, no quisieron referirse a la situación, aunque en el comunicado que circuló ayer apuntaron que “la compañía pone en conocimiento de sus trabajadores que agotará todas las instancias judiciales pertinentes para intentar revertir la medida adoptada por el Tercer Tribunal Ambiental, y evaluará las acciones necesarias para enfrentar los escenarios