Baterías de litio hechas en Chile buscan ser la solución para el suministro sustentable en los hogares

Con sus prototipos, Litiohm busca que las localidades aisladas sean las pioneras de la energía solar autosustentable en el país.

Jueves, 29 de noviembre 2018

Notas al editor

(Publimetro) Litio, cobre y cobalto. Todos ellos, minerales que están en abundancia en el norte de Chile y son claves para la electromovilidad y el suministro de energías sustentables. Pero, a su vez, ninguno de ellos se exporta al mundo de una forma que no sea materia prima.


Ese fue, precisamente, el tema de la acalorada discusión familiar que tuvo el santiaguino Renato Vargas junto a su padre y su tío hace un par de años. “Que es culpa de las empresas, que es culpa del Gobierno, que la gente no tiene iniciativa, que a Chile sólo lo conocen por el concentrado de cobre. Siempre terminábamos en lo mismo pero nadie hacía nada”, relata Vargas, ingeniero civil de la Universidad de Chile.


Tras ese día, Vargas se propuso como meta fabricar baterías de litio, aún sin tener conocimientos sobre baterías y menos de química básica. “Googleé, revisé libros de octavo básico, hasta le pregunté a chinos. Me tardé tres meses estudiando en la pieza hasta que me decidí a fabricar mi prototipo”, recuerda el emprendedor.


[VEA TAMBIÉN: Minería valora plan de inversiones de SQM y destaca las potencialidades de Chile para dar valor agregado al litio]


Así nació hace poco tiempo Litiohm, una startup que diseña y fabrica baterías de litio, ya sean estándar o personalizadas, para el uso hogareño. Su prototipo, de momento, cuenta con una capacidad de 30 amperes por hora, y está pensado para luminarias públicas, máquinas de agricultura y el suministro en cualquier casa.


El proyecto forma parte de las 14 ideas seleccionadas por el concurso de innovación AntofaEmprende 2018, el fondo para emprendedores más grande en la segunda región. Actualmente, los proyectos están en etapa de aceleración, que consiste en un proceso de asesoría que les permita llegar a la fase de comercialización. El 14 de diciembre, además, Litiohm luchará por ser una de las 5 startups que recibirán fondos para su desarrollo.


La meta

“Estamos tratando de darle un enfoque social para poder cubrir las localidades aisladas. Además estamos buscando aliados estratégicos para hacer alianzas con iniciativas solares”, sostiene el ingeniero. Eso, porque el fin último de Litiohm es ofrecer baterías conectadas a paneles solares, los que, a su vez, cuando ya no sean capaces de abastecer en la noche, recurran a la carga de las celdas de litio para la energía nocturna.


“La gracia de nuestras baterías es que son mejores que las de tradicionales de ácido sulfúrico con plomo, que son muy tóxicas y poco eficientes en su vida útil y capacidad. Queremos desplazar esas baterías del mercado y cambiarlas por baterías de litio, la nueva tecnología que tiene todos los recursos en Chile, y que poco se aprovechan”, agrega.


El equipo de Litiohm, conformado además por otros dos ingenieros, civil y eléctrico, comenzarán a operar en enero en empresas y hogares de Antofagasta, a la espera de masificar su fabricación a todo Chile.