Especialistas analizarán alternativas tecnológicas en almacenamiento de energía

Generadoras de Chile y Amcham Chile este martes realizarán seminario en torno a este tema, donde se verá la experiencia a nivel mundial, junto a los desafíos regulatorios.

Lunes, 07 de enero 2019

El almacenamiento de energía es uno de los temas que ha cobrado relevancia en la industria a nivel mundial y nacional, especialmente por el ingreso de nuevas fuentes de generación, las cuales se caracterizan por su variabilidad, lo que plantea nuevos desafíos para darle mayor seguridad a la operación de los sistemas eléctricos.


En este escenario, Generadoras de Chile y la Cámara Chileno-Norteamericana de Comercio (Amcham Chile) este martes realizarán el seminario “Sistemas de Almacenamiento en el sector eléctrico: Regulación y Nuevos Modelos de Negocios”, en el Hotel Ritz Carlton de Santiago, donde expertos nacionales e internacionales abordarán la situación actual y las perspectivas de este tema.


Análisis

Rodrigo Solís, director de Estudios y Contenidos de Generadoras de Chile, destaca a ELECTRICIDAD la importancia que tendrá el almacenamiento de energía para la operación del sistema eléctrico, de la mano de distintas tecnologías.


¿Cuál es el contexto actual en almacenamiento de energía en el mundo y en Chile?


El contexto principal que se repite a nivel mundial y nacional es la necesidad de avanzar hacia una economía baja en carbono, lo cual se traduce en un mayor nivel de electrificación de nuestra matriz energética, acompañado con un desarrollo de la matriz de generación en base a tecnologías que utilizan fuentes primarias de energía renovable. Esta última solución ha estado liderada por el desarrollo de tecnologías que utilizan como fuente de energía la radiación solar y el viento.


Ambas fuentes, por sus características, no permiten asegurar por sí solas un suministro eléctrico continuo y suficiente en cada momento, por lo que, tradicionalmente, ha sido necesario contar con el apoyo o complemento de otro tipo de tecnologías de generación que aseguren el suministro en todo momento. Típicamente este apoyo o respaldo ha provenido de tecnologías de generación convencionales, como las hidroeléctricas de embalse o termoeléctricas, pero con los avances en almacenamiento de energía, estas tecnologías comienzan a posicionarse, potenciando las alternativas de reemplazo de aquellas que utilizan combustibles fósiles para su operación.


¿Qué perspectivas a futuro para la industria aprecia Generadoras de Chile?


Si queremos avanzar hacia una matriz de generación basada en fuentes renovables que dé sustento a una economía baja en carbono, se nos hace necesario estar a la vanguardia en el conocimiento sobre tecnologías de almacenamiento de energía eléctrica. Esto, además de los avances en otras tecnologías de generación renovable como geotermia, Concentración Solar de Potencia (CSP), hidroelectricidad, mareomotriz, entre otras, nos permitirá alcanzar de mejor manera nuestros objetivos de sustentabilidad y calidad del suministro eléctrico.


A su juicio, ¿cuáles son las tecnologías más idóneas a desarrollar en almacenamiento?


Primero que todo, debo hacer notar que estamos hablando de sistemas de almacenamiento de energía eléctrica, los que por ley se definen como “equipamiento tecnológico capaz de retirar energía desde el sistema eléctrico, transformarla en otro tipo de energía (química, potencial, térmica, entre otras) y almacenarla con el objetivo de, mediante una transformación inversa, inyectarla nuevamente al sistema eléctrico,…”.


Bajo esta definición se encuentran las baterías, las centrales de bombeo, los volantes de inercia, sistemas de aire comprimido, entre otros. Debido a sus características técnicas, de construcción e instalación y al acelerado desarrollo tecnológico que han tenido en los últimos años, impulsado principalmente por la electromovilidad, imagino que las baterías de ion-litio liderarán el desarrollo de los sistemas de almacenamiento en los próximos años. Sin embargo, no debemos dejar de observar el desarrollo del resto de tecnologías de almacenamiento, de manera de siempre considerar aquellas que mejor nos permiten alcanzar nuestros objetivos de sustentabilidad en la matriz de generación eléctrica.


¿Qué desafíos técnicos aprecia en este tema para Chile?


La incorporación de sistemas de almacenamiento en nuestra matriz eléctrica nos obliga a revisar y actualizar nuestra regulación de modo que estos sistemas se puedan desarrollar bajo esquemas regulatorios que otorguen certeza y seguridad a la decisión de inversión privada, así como también su operación sea segura para las personas y el resto de las instalaciones. De igual modo esta regulación debe seguir promoviendo la competencia en generación y servicios complementarios, o de flexibilidad, así como también el armónico y eficiente desarrollo de las redes de transmisión. También pensando en la próxima reforma al segmento de distribución, esta deberá contemplar y permitir el desarrollo de sistemas de almacenamiento tanto a nivel de redes como de demanda residencial e industrial.


Desde una perspectiva más técnica, sin duda debemos también desarrollar el conocimiento suficiente para poder evaluar, instalar y operar estos nuevos elementos que se sumarán al sistema eléctrico. También creo que será necesario crear, modificar y/o ajustar procedimientos operativos para que haya plena certeza de las funciones que cumplen este tipo de sistemas y la remuneración que recibirán por ello.