Engie firma acuerdos con operadores del Transantiago para suministrar ERNC a 100 buses eléctricos

Los convenios también consideran el financiamiento de la totalidad de las máquinas.

Martes, 19 de febrero 2019

(Valor Futuro) Continuando el objetivo de impulsar la movilidad eléctrica en el país, durante las últimas semanas Engie suscribió dos relevantes acuerdos con empresas operadoras del Transantiago -VULE y STP-, a partir del cual abastecerá con energía 100% renovable y certificada a 100 buses eléctricos que formarán parte del sistema de transporte público de la capital.


Los convenios también consideran el financiamiento de la totalidad de las máquinas, que arribaron al país en enero, junto con el diseño, implementación y mantención de 50 puntos de carga totales y que estarán instalados en los terminales de VULE y STP.


“Los contratos suscritos por Engie con Vule y STP son un paso más en nuestro compromiso por liderar la transformación energética y contribuir en el desarrollo de ciudades más limpias e inteligentes. En este caso particular aportamos en el diseño de alternativas concretas para el transporte público de Santiago, poniendo a disposición nuestra competencia tecnológica y la capacidad de estructurar soluciones integrales”, aseguró Axel Levêque, CEO Engie Chile.


Además del aporte para el Transantiago, durante 2018 Engie dio otros pasos relevantes en movilidad eléctrica, como el financiamiento de 30 taxis eléctricos que desde octubre circulan por la capital.


En otro ámbito, instaló electrolineras en distintos puntos de Santiago y desarrolló programas pilotos de electromovilidad con empresas como Codelco Tech, con 4 cargadores eléctricos de máxima potencia para autos de carga liviana.


Los 100 buses eléctricos provistos por Engie llegaron al país en enero, para completar la flota de 200 vehículos que integrarán el Transantiago este año.


A nivel global, Engie cuenta con diferentes iniciativas relacionadas a la electromovilidad, con más de 20 proyectos de tranvía a nivel mundial, como el de París, además de 50.000 puntos de carga repartidos en más de 100 ciudades del mundo.