MINISTERIO DE ENERGÍA Y BANCO MUNDIAL SE UNEN PARA FRENAR EL CAMBIO CLIMÁTICO

Ministra Jiménez: “Seremos el primer país del mundo en conectarse a este tipo de iniciativas”.

Miércoles, 24 de abril 2019

Desde hace un tiempo, Chile viene desarrollando instrumentos para dar valor al carbono que se emite a la atmósfera, para así dar cumplimiento con las metas suscritas en el Acuerdo de Paris sobre mitigación al calentamiento global.


En ese contexto, el Banco Mundial y el Ministerio de Energía trabajarán en conjunto para frenar el cambio climático. Con el objetivo de bajar las emisiones del sector energético, los organismos están elaborando un marco replicable que genere resultados de mitigación y demuestre el papel que jugarán los mercados climáticos en virtud del Acuerdo de París.


La iniciativa generará los procedimientos e incentivos necesarios para subir a la plataforma denominada “Warehouse” proyectos energéticos que generen volúmenes importantes de reducción de emisiones.


“Este acuerdo con el Banco Mundial significa un gran avance porque sitúa a Chile en la vanguardia a nivel mundial en el uso de tecnologías modernas como blockchain para el comercio de emisiones. Seremos el primer país del mundo en conectarse a este tipo de iniciativas”, señaló la ministra Susana Jiménez.


¿Qué es el blockchain?


Es una plataforma de comercialización que permitirá publicar y transferir las reducciones de emisiones certificadas como activos de mitigación, ayudando a definir los términos del Artículo 6 del Acuerdo de París y complementándolo con los objetivos de los planes de descarbonización de Chile, incluidos en la Ruta Energética 2018-2022.


La ministra Jiménez añadió que el Acuerdo de París introdujo una nueva forma de abordar el cambio climático, al proporcionar un marco para que los países reduzcan emisiones a través de contribuciones nacionales determinadas.


Chile colabora con el Banco Mundial


En esta nueva asociación ambas partes se comprometen a actuar através de instrumentos de mercados que pueden movilizar fondos adicionales para impulsar actividades de energía baja en emisiones, lo que apoya el cumplimiento de las políticas energéticas nacionales y los objetivos climáticos.


El alcance de la colaboración se centrará en áreas relacionadas con el desarrollo de resultados de mitigación, en las que el Ministerio seleccionará proyectos específicos que generan resultados, para así posteriormente aplicar sistemas de medición, informes y verificación.


Además este “almacén para resultados de mitigación” o Warehouse, aglutinará los proyectos seleccionados y se incluirán en el registro nacional que permitirá el seguimiento y el acceso al mercado internacional.


El plan de trabajo se ejecutará desde el acuerdo hasta la COP 25, evento en que se publicará un avance del proyecto.