Contraloría libera decreto que elevará en promedio en 12% las cuentas de luz en el país

El aumento se explica por la entrada en vigencia de contratos eléctricos a precios mayores entre distribuidoras y generadoras, así como el efecto del tipo de cambio.

Martes, 30 de abril 2019

(El Mercurio) Tras varios meses de tramitación y coincidiendo con el anuncio en La Moneda de la fórmula con la cual el Gobierno espera dejar atrás la polémica por los medidores inteligentes, la Contraloría tomó razón del decreto del Ministerio de Energía que actualizará los precios de la energía que pagan los usuarios residenciales del país.


Y tal como se adelantó y el propio Gobierno reconoció en marzo, las cuentas de luz tendrán un alza más significativa que aquella derivada de la renovación de los medidores. Los cálculos apuntan a que el incremento alcanzaría en promedio 12% a nivel nacional y se aplicará a las boletas de todos los clientes regulados, entre los cuales figuran todos los hogares del Sistema Eléctrico Nacional, que va entre las regiones de Arica-Parinacota y Los Lagos, donde reside el 98% de la población del país.


Según cálculos de la consultora Valgesta, en Santiago el reajuste será de 12,3%, mientras que en Valparaíso ascenderá a 8,9% y en Concepción de 13,2%.


El aumento se debe a la combinación de varios efectos, entre ellos la evolución de factores como el Precio de Nudo Promedio (PNP), como se llama al valor en pesos de la energía pactado en dólares entre distribuidoras y generadoras en las licitaciones de suministro y que, dependiendo de la ciudad del país que se revise, puede representar entre 40% y 60% de la cuenta total de los clientes. El resto lo constituye el IVA, costos de transmisión de la electricidad y cargos como el de equidad tarifaria impulsado en el gobierno anterior.


El cálculo definitivo realizado en enero por la Comisión Nacional de Energía (CNE), que sienta la base con la que se elaboró el decreto que acaba de salir de la Contraloría, arrojó un incremento en el precio promedio de los contratos entre distribuidoras y generadoras por sus fórmulas de indexación y que para algunas distribuidoras implicó alzas de hasta 15%.


En el aumento que Energía debería oficializar en los próximos días también influyó el inicio de la obligación de suministro de contratos de largo plazo suscritos en la subasta adjudicada a fines de 2014.


Pese a que este fue el primer proceso que viabilizó la participación de energías renovables -como eólica y solar-, estas fuentes que usualmente tienen un menor costo operativo y de desarrollo no fueron suficientes para evitar que el precio de adjudicación superara los US$ 100 por MWh en ese proceso, un nivel muy superior al promedio de US$ 47 de la subasta que se realizó inmediatamente después.


Estos contratos corresponden a las empresas El Campesino, Norvind y Abengoa, los que en algunos casos con las fórmulas de indexación que contemplan, en estos momentos superan los US$ 120 por MWh.


Un tercer elemento que influye en el aumento que tendrán las cuentas de luz en el país es el alza de 6% que experimentó el tipo de cambio en el período analizado.


En el mercado explican que debido a que el reajuste en los precios de la energía debió aplicarse a partir de enero, se ha producido la acumulación de un monto que no ha sido cobrado a los clientes por el tiempo que el decreto estuvo en Contraloría. Los cálculos privados apuntan a un monto que ronda los $112 mil millones y que, según establece la normativa, será cargado en las cuentas a partir de la próxima actualización que se realizará en julio.


De esta forma, en ese momento las cuentas de luz en Santiago tendrán un alza adicional de 8% por este concepto, con lo cual en el año acumularán un incremento de 20%. En dinero y según las estimaciones de Valgesta, esto implicará que una cuenta promedio con un consumo de 180 KWh que en la actualidad paga al mes $19.689 aumentará a $23.756, equivalente a un aumento de 20,7%