En María Elena inauguran planta solar que proveerá suministro permanente a comunidad aymara

(23-08-2022) Gracias a la concreción de este hito, resultado de una iniciativa público-privada, el poblado contará por primera vez con energía eléctrica las 24 horas del día.

En pleno Desierto de Atacama, en la Región de Antofagasta, se levanta una nueva planta solar. Sin embargo, no es una más, sino que tiene una especial particularidad: se sitúa en el núcleo habitado más seco del mundo, el poblado de Quillagua. Allí reside la comunidad aymara que hasta hace poco contaba con un sistema eléctrico, pero aislado del Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

Dicha unidad de generación proveía un suministro parcial, alrededor de 11 horas al día, por medio de dos grupos electrógenos, de 150 y 165 kVA respectivamente, alimentados por combustible diésel. Así, se disponía de una red de distribución para abastecer el poblado y conectar a 109 viviendas e instalaciones públicas de manera intermitente.

 

A partir de ahora, no obstante, la situación de la comunidad cambiará ostensiblemente, tras la inauguración de una planta solar que permitirá suministrar energía eléctrica 24/7 a poblado Quillagua, ubicado en la comuna de María Elena y distante a 280 km de Antofagasta. La ceremonia fue encabezada por los ministros de Energía, Claudio Huepe, y Bienes Nacionales, Javiera Toro.

Trabajo colaborativo

El proyecto se enmarca en una iniciativa público-privada de Grenergy, en colaboración con el gobierno regional, el Ministerio de Energía y la municipalidad de María Elena, que posibilita por primera vez que las comunidades accedan abastecimiento eléctrico permanente, incluyendo también el funcionamiento del alumbrado público.

En el marco de esta iniciativa, se logró que, junto a la planta fotovoltaica que la compañía desarrolló en el lugar, que tiene una potencia instalada de 103 MW, la empresa construyera una pequeña planta solar híbrida de 300 kVA para abastecer de electricidad a la comunidad local de Quillagua de manera permanente.

El ministro Huepe valoró la contribución de Grenergy para impulsar el turismo local mediante la financiación de una página web de servicios locales y el diseño ruta turístico-arqueológica local, así como para proteger su patrimonio cultural prestando su apoyo para la mejora de las instalaciones del actual museo arqueológico.

“Es una tremenda demostración de cómo también las energías renovables pueden ayudar a enfrentar la desigualdad energética que tenemos en este país. En esta comunidad por fin tienen una energía limpia y estable durante gran parte del día y creemos que es un ejemplo a seguir para ir mejorando el acceso sobre todo en las pequeñas localidades”, expresó el ministro Huepe.

En la ocasión, además, se entregó a la comunidad Aymara de Quillagua la concesión por 30 años del terreno de la planta fotovoltaica híbrida y de un museo para sus habitantes.